EstadoNacionalRegión

Reimpulsan organizaciones «El istmo es nuestro» para este 2020

Gerardo Valdivieso Parada

Juchitán, Oax.- En el marco de la campaña “El Istmo es nuestro” decenas de organizaciones en resistencia, convocaron este principio de año al pueblo de México, a los pueblos indígenas, a los movimeintos y organizaciones en defensa de la tierra para construir una alianza para resistir a la imposición megaproyecto del Istmo.

Las organizaciones como la Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIIDTT) urgieron a retomar la experiencia vivida por el movimiento nacional “el istmo es nuestro”, en el periodo 1995-1998:

“Construyamos una alianza entre todos aquellos movimientos, organizaciones que, de forma congruente y honesta, luchen por los mismos objetivos, con el fin de continuar y profundizar la re-construcción de un amplio y plural movimiento de resistencia y de una intensa campaña global, nacional e internacional, denominada: El Istmo es nuestro”.

Esta alianza pretende convertirse “en un combativo instrumento de activa resistencia pacífica, con el fin de informar, reflexionar, analizar y dialogar profundamente, acerca de los riesgos y peligros que conlleva realmente este monstruoso megaproyecto de muerte, para el Istmo de Tehuantepec”

Las organizaciones en ésta convocatoria aclararon que no sólo se oponen a la implementación del megaproyecto del gobierno federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador si no que también pretenden “construir colectivamente, una propuesta alternativa de desarrollo sustentable, comunitario y popular para el Istmo”.

Los convocantes, en las que se encuentran asambleas en resistencia de pueblos zapotecos y huaves, ratificaron que el megaproyecto del istmo-tren interoceánico: “constituye un grave atentado contra la madre naturaleza, los derechos de los pueblos del istmo, los derechos de todo el pueblo mexicano y la soberanía nacional”.

Denunciaron que el Programa de Desarrollo Integral del Istmo de Tehuantepec-tren interoceánico, conocido desde 1996 como Megaproyecto del Istmo, es un reciclamiento del Programa de Desarrollo Integral del Istmo de Tehuantepec de Ernesto Zedillo.

Que consiste en un “monstruoso canal seco multinodal, alternativo al canal de Panamá, para el beneficio del comercio corporativo global, con el que se pretende interconectar, de manera muy rápida, la circulación masiva de todo tipo de mercancías, bienes y productos, entre el Océano Atlántico y el Oceano Pacífico”.

Lo que implica un tren bala de carga, la ampliación y modernización de los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos, y la construcción de una autopista paralela a la nueva vía férrea; que iría acompañado de un corredor industrial y agroindustrial, con la instalación parques industriales, ubicados en las principales ciudades del istmo.

Además se contempla la instalación y operación de empresas maquiladoras, armadoras automotrices y de maquinaria, así como “la acelerada expansión de depredadores megaproyectos extractivos”.

Los defensores del territorio aseguraron que implicará más concesiones mineras, mayor extracción petrolera y de gas natural, de forma convencional y vía fracking, nuevos gasoductos y oleoductos, más parques eólicos, represas hidroléctricas, plantaciones comerciales y hoteles de lujo para turismo de élite.

Denunciaron nuevamente que el gobierno federal ha impuesto supuestas consultas, “violatorias de los más elementales derechos indígenas, decretando ya, toda esa zona del Istmo, como zona libre o franca, con excención de impuestos y el otorgamiento de subsidios gubernamentales a inversionistas privados”.

Todo este desarrollo, advirtieron, estaría al servicio de los intereses y para el lucro multimillonario de empresas multinacionales y de los gobiernos más poderosos del mundo, encabezados por los Estados Unidos.

El megaproyecto de permitirse significaría consideraron “el total saqueo, la devastación y la privatización de los invaluables bienes naturales así como la desaparición total de los sistemas productivos tradicionales, básicos para el autoconsumo y la soberanía alimentaria, familiar y comunitaria”.

 

Publicaciones relacionadas

Your reaction

NICE
SAD
FUNNY
OMG
WTF
WOW
Botón volver arriba