NacionalPaís

Ojo por ojo

Por Ana Beatriz Muñoz Valdivieso

Desde la detención de uno de los ex- directores de la paraestatal Petróleos Mexicanos. Noticia que dio la vuelta al mundo. Por la importancia que ésta tiene, al verse involucrada una firma brasileña, que ha llevado a la cárcel a algunos, hasta la muerte a otros. Desde su llegada a nuestro país el caso de Emilio ha dado de que hablar, entre los más altos mandos del poder. Esta semana causó revuelo, un video difundido por los noticieros, así como por las redes sociales, en donde se puede apreciar a dos personajes que pertenecieron al senado de la República, en la administración pasada, recibiendo maletas de dinero. Esto, hizo recordar a más de uno, la traición que le hicieron al actual presidente de México.
Sin embargo algunos medios de comunicación, quisieron minimizar estas acciones, señalando que no es prueba alguna de algún acto de corrupción. Sin embargo sí lo fue en aquel momento en la que se exhibió al llamado señor de las ligas. Como siempre la doble moral de algunos comunicadores. Ante esta situación lamentable, en la que se observa claramente la corrupción sumergida dentro de las entrañas del poder político mexicano.
El ex director de Pemex don Emilio, como todo mortal está defendiendo sus intereses, al declarar en contra de quienes fueron sus jefes directos. Señalando el día, la hora, el lugar, cantidades exactas, con nombres y apellidos a quienes se les fue entregado este dinero otorgado por la empresa brasileña. Por cierto el día de ayer envió una nueva lista de funcionarios al fiscal general, donde detalla en tiempo y forma de la entrega de recursos. Esta bien claro que Emilio está defendiendo sus intereses. Quienes creyeron que no declararía en su contra, están equivocados.
Don Emilio sintió dentro de la celda, lo que significa la traición, de quienes un día les entregó su lealtad. Sin embargo la profunda tristeza y decepción que esto significa, lo llevó a tomar tal decisión. Bien vista por la mayoría de los mexicanos. No asi, para todos aquellos que estuvieron involucrados en estos actos de corrupción.
Emilio decidió hablar para salvar su pellejo, denunciando con valor a todos aquellos que lo dejaron solo en España, donde fue detenido. Mientras uno de los señalados como don Luis que goza de una vida de lujos en los Estados Unidos dando clase en una universidad. Mientras estos funcionarios del pasado sexenio se divertían haciendo tratos en lo oscurito, la mayoría de los mexicanos, tronándose los dedos para subsistir. Así de irónico es vivir en un país como México. En donde nada pasa y nada pasará. Solo cambiará de protagonistas.

Publicaciones relacionadas

Your reaction

NICE
SAD
FUNNY
OMG
WTF
WOW
Botón volver arriba