Usted esta aqui
Inicio > Región > Engaña ciudadano español a vecinos de Chicapa de Castro

Engaña ciudadano español a vecinos de Chicapa de Castro

 

 

Gerardo Valdivieso Parada

 

Juchitán, Oax.- Damnificados de Chicapa de Castro, agencia municipal de este municipio, denunciaron la falta de cumplimiento del ciudadano español, Ivan Mourris Collado, quien bajo el nombre de la Fundación Iberoamericana de Auxilio Social les prometió construir casas por 280 mil pesos a cambio de dinero, tarjetas y materiales en especie y a casi 11 meses no ha entregado una sola casa.

Emma Saavedra López, una de las defraudadas dijo que Ivan Mourris Collado llegó a la población a unos días del terremoto y mandó a anunciar por las bocinas de la población que venía a apoyar a construir las casas de las personas que perdieron sus hogares.

Luego de abusar de la buena fe de los pobladores pues muchos le entregaron materiales para construcción, dinero, hospedaje, alimentos, incluso mototaxis con la esperanza de que su fundación les entregará una casa.

“Hasta ahorita no  ha habido nada de eso, él nos lleva de mentiras a mentiras y no cumplió” dijo la afectada quién con la esperanza de fuera acreedora a una casa de la supuesta fundación demolió su casa por consejo del ciudadano español, y desde enero vive en una casa rentada.

Viuda y con dos hijos en la escuela, Emma Saavedra pidió la intervención de las autoridades para que Ivan Mourris cumpla con los prometido o pague las indemnizaciones por las afectaciones a los más de 15 personas defraudadas por él en la población zapoteca.

Adán Gallegos López entregó dos tarjetas una de suya y otra de sus suegros que Iván Mourris utilizó para comprar materiales de construcción para realizar las casas. La promesa de construcción se la hizo a las dos familias desde noviembre del año pasado.

Los defraudados visiblemente molestos por haberse aprovechado de su desgracia exigieron que el ciudadano español cumpla, porque existen muchas otras personas de la población que prometió casas.

Los defraudados dialogaron con el supuesto representante de la Fundación y le exigieron resarcir los daños que causó, porque en caso de saberse de sus acciones en la agencia el pueblo puede hacerse justicia por propia mano.

Terrenos baldíos, esperanzas rotas, materiales de construcción abandonados a la lluvia, y una familia de ancianos enfermos de la decepción dejó este supuesto representante de una fundación que vino a engañar a uno de los pueblo mas dañados por los sismos.

Top