Usted esta aqui
Inicio > Región > Luces sobre la vida de Armando Santibáñez Olivera

Luces sobre la vida de Armando Santibáñez Olivera

 

Gerardo Valdivieso Parada

 

Juchitán, Oax.- Armando Santibañez Olivera nunca pensó que volviéndose acólito en la iglesia de San Vicente Ferrer lo llevaría a ser reportero e imitar al sacerdote que lo indujo al camino del periodismo, el padre Nicolás Vichido Rito: fundar periódicos.

Después de ser párroco de Juchitán el padre Vichido fundó en Tehuantepec un periódico el primero que circularía en las principales pueblos del Istmo, esto hace mas de 50 años y allá fue el joven ayudante en la iglesia para colaborar con sus conocimeintos de taquígrafo:

“A iniciativa del Presbítero Nicolás Vichido Rito, respaldado por el Obispo de la Diócesis, Monseñor Don Jesús Clemente Alva y Palacios, surgió el Diario Trópico, auspiciado por integrantes del Movimiento Familiar Cristiano a través dela empresa Editora Istmo, S. A.” Recuerda.

Santibañez Olivera rememora su encuentro con las primeras máquinas que imprimirían el periódico en el barrio Laborío “una prensa plana e intertipo, una Chandler” eran fines de 1965. Con las prensas vinieron los redactores del periódico, los primeros profesionales del periodismo en la región: “se contrató servicios de 8 reporteros recién egresados de la Escuela de Periodismo “Carlos Septién García”.

Además de aquel nuevo personal, el Trópico que tuvo el impulso de iniciar con ediciones diarias, tenía la colaboración de su fundador Nicolás Vichido Rito “con el seudónimo Duende Callejero en su columna Naderías”.

Por falta de financiamiento el proyecto de periódico duró un año, recuerda el joven taquígrafo que el padre Vichido no aceptó la publicidad de una bullente empresa cervecera que lo habría mantenido por mas años.

Los periodistas se fueron y sólo quedaron los aperadores de la maquinaria que imprimía el periódico, éstos animaron a Armando Santibañez a fundar un periódico, recuerda que lo convenció el número de periódicos que lograba venderse en Juchitán 1966:

“Circulaba en Juchitán 400 a 450 ejemplares vendidos diariamente, en Salina Cruz 300 y Tehuantepec alrededor de 200 periódicos. En Juchitán, el voceador fue Pablo Jiménez quien de oficio panadero, recorría las calles de norte a sur y de oriente a poniente desde las cinco de la mañana”.

A finales de los 60 Armando Santibañez Olivera funda el periódico El Satélite un periódico que haría historia, porque en ella hicieron sus primeras publicaciones escritores como Víctor de la Cruz y Macario Matus y en ella se publicaría el primer número del suplemento cultural Guchachi Reza-Iguana Rajada en la que participaría escribiendo el pintor Francisco Toledo.

Por buscar nuevos horizontes el joven director de El satélite vendió el periódico a otros personaje de la ciudad, Taurino López Cruz, fenecía la década del 60, y en en el 70 El Satélite sería el periódico que cubriría la álgida lucha política en los inicios de la COCEI, pero en esa época Armando Santibañez iniciaría una época feliz en su vida fuera de Juchitán, en la ciudad de México.

Muchos años estuvo el juchiteco en la ciudad de México en la que intentó seguir su vida de reportero, pero considera que le fue mejor como taquígrafo bajo los servicios del Ejército Mexicano, en donde recuerda haber desfilado los 16 de septiembre con carabina al hombro frente a dos presidentes de la república. Recuerda vívidamente el terremoto de 1985.

De vuelta al terruño funda su segundo periódico Enlace de Oaxaca, la que actualmente todavía dirige, con varias décadas de publicarlo todavía su director sale a las calles a repartirlo apenas salido de las prensas.

Con el terremoto la vieja casa del periodista se vino abajo y con ello muchos recuerdos que tenía atesorados pero pudo salvar los tomos encuadernados de todas las ediciones de Enlace de Oaxaca.

En las hojas de Enlace y en la memoria de Armando Santibáñez se registran acontecimientos políticos trascendentales, escándalos, eventos sociales, llegada de personajes políticos al Istmo, personajes de la cultura, la política y la sociedad en los últimos 30 años.

Tiene una larga experiencia en el ejercicio del periodismo pues colaboró como reportero en periódicos como El Sol del Istmo, El Imparcial de Oaxaca, El Pueblo entre otros; además de colaborar en radio con otros grandes del periodismo como Nicandro López Vásquez, Rey David Ávila López, Alberto López Morales, Cesar rojas Pétriz, siempre desde el lugar de su nacimiento y estadía: el barrio Lima.

Top