Usted esta aqui
Inicio > Cultura > RECUERDOS DE LA INFANCIA

RECUERDOS DE LA INFANCIA

ANA BEATRIZ MUÑOZ VALDIVIESO

Hace más de 4 décadas cuando Juchitán todavía era pueblo, llegaban por éstas lejanas tierras los  llamados húngaros, éstas singulares familias que llamaban la atención por llevar una vida errante, una vida nómada, entre la población se decían que eran descendientes  de Hungría, llamaban la atención por su forma diferente de vivir, colocaban sus casas-camiones que eran equipados para ser habitados, en varias ocasiones tuvimos la oportunidad de observarlos con algunos changuitos, la cuál llamaba gran atención a quienes pasaban por el lugar, fueron instalados en distintos puntos del Municipio, quizá con permiso de la autoridad,  ya que solo venían por un tiempo determinado, podría ser en el campo de béisbol, frente al seguro social, también algunas veces en donde hoy es el hospital general, también en lo que hoy es el campo Che Gómez en la primera sección o bajo la sombra de un gran tamarindo que se ubicaba donde un día fue el salón Prince’s, esos eran los lugares más comunes que utilizaban éstas singulares familias a su llegada a éste Municipio.

En aquellos tiempos se distinguían por su forma de vestir, las mujeres bellas de candente caminar, quienes vestían con ropa de flores chillantes, con largas cabelleras, utilizaban comúnmente  las mascadas en la cabeza y en la cintura, los caballeros vestían con camisa bombache de colores chillantes, su actitud de estas mujeres era de alegría, seguras de sí mismas, a quienes se les podía observar por los pasillos  del mercado 5 de septiembre, en el parque Benito Juárez, así como en las principales calles de ésta ciudad, con la única intención de leerles el destino por medio de las líneas de la mano.

La llegada de estos personajes era causa de sensación entre la población, ya que durante su estancia proyectaban películas las cuales era de mucha alegría para chicos y grandes. Era gente abierta muy comunicativa, mientras que los hombres de éstas familias  se les podía observar en sus casas provisionales elaborando cazos de cobre que después comercializaban en toda la población, pero más común en los hogares de familias que se dedicaba a la matanza de cerdo o de res, que son los que comúnmente utilizan ese tipo de utensilios.

La llegada de los húngaros causaba gran pánico a muchos pequeños de aquella época, ya que las mamás de ese entonces amenazaban a sus pequeños que serían hurtados por éstas personas, si no obedecía, o si se salían sin permiso de casa, sin embargo esto nunca ocurrió, ya que ésta gente era pacifica, que andaban de pueblo en pueblo buscando su sustento diario.

Los húngaros visitaban éste pueblo en distintas épocas del año, su llegada era noticia para todos, era una época en donde toda la población se conocía, así que era novedad para los habitantes, era una época en la que el pueblo cuidaba al pueblo, en la que las familias vivían con gran tranquilidad, los niños todavía podían jugar por las calles sin ningún temor, los húngaros eran familias sanas que nunca les faltaron el respeto a los habitantes de éste Municipio, es por eso que siempre fueron bien visto por toda la población en general, sin embargo llegó el momento en la que nunca volvimos a ver a éstas familias, quizá por que se establecieron en un lugar determinado, sin embargo para muchos habitantes quedarán grabados en nuestra memoria como un gran recuerdo de nuestra infanci

Top