Usted esta aqui
Inicio > Cultura > EL VIAJE A LOS ÁNGELES

EL VIAJE A LOS ÁNGELES

El viaje a Los Ángeles fue gozoso e ilustrativo. Duró lo que duran los sucesos venturosos. Fueron seis días estupendos. Del 19 al 25 de enero. El motivo fue la invitación de la Fundación de la Biblioteca de Los Ángeles a impartir dos talleres de creación literaria y una charla y lectura de haikús con Jane Hirshfield en el marco del proyecto: Visualizando el lenguaje: Oaxaca en los Ángeles, patrocinado por Getty Pacific Standart Time. Digo que fue placentero por varias razones: hice varios amigos, que me llevaron a conocer lugares emblemáticos locales, bares principalmente, no hubo día que no saliera con algunos a pasear; los talleres fueron espacios de encuentro participativo y enriquecedor; la charla y lectura con Jane Hirshfield, moderada diestramente por David Shook, fue una noche de pirotecnia verbal con haikús traducidos al zapoteco e inglés de Matzuo Basho, Kobayashi Issa, Octavio Paz, José Juan Tablada, José Luis Borges y Jane Hirshfield.
Durante el vuelo hacia los Ángeles iba pensando en cómo aquel niño pobre que fui, de padres campesinos y ocho hermanos, iba camino a ofrecer su ingenio a una ciudad estadounidense de primer mundo, el niño que aprendió a escuchar y ver los sonidos e imágenes del mundo desde una carreta jalada por una yunta de bueyes hacia el campo de labranza durante las madrugadas frescas del istmo oaxaqueño. Aquellos recuerdos me ayudaron a alejar los temores del viaje: no cubrir las expectativas de los organizadores de los eventos programados.
El evento de cierre de las actividades del Proyecto: Visualizando el lenguaje: de Oaxaca a Los Ángeles, fue la conversación y lectura de poemas denominado: El haikú a través de las culturas: De Oaxaca a Japón de ida y vuelta. Una plática y lectura de haikús que, si no es por la habilidad del moderador, casi se convierte en un monologo de Jane Hirshfield, quien se soltó hablando de su libro de traducciones de poetas japoneses “The Ink Dark Moon”. En mi intervención dije que el haikú es como un relámpago en medio de la noche en que nos tienen sumidos los medios televisivos y escuelas tradicionales, instrumentos del poder mercantil que nos imponen modas y modos de pensar, que es urgente propagar haikús o poemas a través de carteles, pancartas, anuncios y papeles volantes para recobrar la lucidez y propugnar por un mundo más justo y democrático, creo que gustó la propuesta, puesto que el auditorio aplaudió con entusiasmo.
El miércoles 24, un día antes de mi regreso a mi tierra natal, Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, el poeta David Shook y yo, aprovechamos el día para promocionar el libro “Like a New Sun – Como un Sol Nuevo”, en el programa de Michael Silerblatt de la estación radiofónica KCRW; el “Bookworm” no se cansó de elogiar y aplaudir la audacia de Phoneme Media por impulsar la poesía indígena y creer en la literatura emergente o marginal. El libro Like a New Sun es una antología compilado por David Shook y el que esto escribe, editado por Phoneme Media, que recoge una selección magnífica de poemas de seis poetas en lenguas indígenas mexicanas.
El viaje valió la pena en todos los sentidos, agradecido estoy con la Biblioteca Central de Los Ángeles, organizadores de Visualizando el lenguaje: Oaxaca en Los Ángeles, que me permitió conocer la segunda ciudad más poblada de los Estado Unidos de América y facilitó a los migrantes oaxaqueños locales revalorar sus orígenes y fortalecer su identidad a través de talleres en zapoteco, conferencias, lecturas poéticas, publicación del libro catálogo del proyecto y la exhibición en la rotonda de la Biblioteca Central de un conjunto de murales: Para el orgullo de tu pueblo, por el camino de los viejos y el recuerdo de los olvidados, del Colectivo oaxaqueño Tlacolulokos.
Cierto, la literatura, además de servir para mantener a salvo una lengua, una cultura, sirve para viajar y crecer; San Agustín decía que “El mundo es un libro, y aquellos que no viajan solo leen una página”; y los binnizá decimos “Niru zazalu’ guiraxixe neza guidxilayú ti ganda guidxe’lu’ lii – Primero andarás los caminos del mundo, antes de encontrarte a ti mismo”; por eso espero seguir teniendo la oportunidad de más vuelos, para ver las cosas como son y acicalar la imaginación en nuevas y superiores obras.
Les dejo aquí dos haikús, escritos en el Centro de Los Ángeles, durante mi participación en la multitudinaria “Marcha de Mujeres” del 20 de enero, para protestar en contra del rumbo del país y trato hacia las mujeres e inmigrantes: Los Ángeles: 1) Placer en Downtown/martirio en Skid Row:/dólar y dolor. 2) Bisnes son bisnes,/la gente qué importa:/el capital ríe.

Víctor Terán,
Guidxiguié’xhuuba’,
beeu guiropa, iza 2018.

Top