Usted esta aqui
Inicio > Región > La nueva casa de Cándido Carrasco

La nueva casa de Cándido Carrasco

Gerardo Valdivieso Parada

Juchitán, Oax.- Cándido Carrasco a sus 83 años ha pintado los rostros de miles de santos y “capitanes”, los alférez zapotecos que cargan los pendones o estandartes en los convites de flores en las festividades patronales, ahora su rostro aparece en un muro de su casa pintado por el Colectivo Bi’cu’ Yuuba’ un grupo de artistas jóvenes que lo recomendaron para que le subsidiaran parte de su casa.
El pintor de estandartes de la Octava Sección cumplía con los requisitos para recibir la casa que tuvo un costo de 235 mil pesos, ser de la tercera edad, haber perdido en el terremoto su casa de tipo vernáculo y contar con sus tarjetas de apoyo que le entregó el gobierno de la que sólo aportó el gasto de los materiales como cemento, arena, ladrillos y pintura.
El estudio de suelo, el diseño, la mano de obra, la estructura de acero resistente a sismos y los fuertes vientos de la región fue aporte de los benefactores de Cándido Carrasco, que a sus mas de ochenta años sobrevivió al sismo de 8. 2 grados luego de que éste hiciera que le cayera su casa encima junto con sus cuadros.
Finalmente este domingo se le hizo la entrega de su nueva casa auspiciada por la empresa Contecon Manzanillo, en representación de esta empresa que se dedica al manejo de operaciones portuarias estuvieron David Cesara de la Vega, director de Gestión Humana y Paulina Pérez Guerrero Solano Coordinadora de Responsabilidad Social.
Esta es una de las primeras de varias casas antisísmicas que estarán entregando en las Secciones en donde el terremoto hizo mas daño como la Séptima, Quinta, Novena y Octava Sección.
“Con esta iniciativa, Contecon Manzanillo como parte de su responsabilidad Social busca afirmar su compromiso generando valor a la sociedad con la finalidad de contribuir y consolidar las bases que permitan generar bienestar a nuestros ciudadanos a corto mediano y largo plazo” dijeron los representantes de la compañía de Manzanillo, Colima.
De la obra civil se encargó Joao Boto de Matos Caeiro que dirige b_root studio, que ha ganado varios premios por idear proyectos de casas que están basadas en la experiencia y arquitectura locales.
El arquitecto de origen portugués dijo que el objetivo de volver a construir las casas con los elementos locales como la arquitectura vernácula es para que la población sienta “que no ha cambiado nada” del aspecto original de las casas tradicionales.
Dijo que la construcción de este tipo de casas es un esfuerzo de varios artistas oaxaqueños y que esta primera edificación es para que la gente tenga confianza en el proyecto y quiera erigir una casa de este tipo.
La casa mantiene el diseño tradicional de las casas vernáculas con su casa de santo y su baño fuera, techo ligero de madera y con la suficiente altura para que el calor se quede arriba, un diseño muy distante a los “palomares” que construyen las otras compañías.

Top