Usted esta aqui
Inicio > Región > LA LLEGADA DE ANDRES MANUEL AL ISTMO

LA LLEGADA DE ANDRES MANUEL AL ISTMO

 

 

POR LA REDACCION

 

La llegada del líder y único candidato del partido Morena en el país, Andrés Manuel López Obrador no representó más que la división entre los grupos de poder de la llamada izquierda oaxaqueña, en su recorrido por el Istmo el Peje solo se dio cuenta de la gran fractura que existe entre sus adepto. En ésta ocasión el peje ya no representó la unidad entre dichos dirigentes, que solo buscan el poder que representará, el oriundo de Macuspana si llegase a ostentar el poder en Los Pinos.

Para la ciudadanía en general el Peje ya no representa la esperanza de México con tan solo observar a sus representantes en el istmo y Oaxaca, todos se desaniman, estos que en los gobiernos de Ulises y Gabino Cue fueron los más beneficiados, estos que como chapulines brincan y brincan de partido, estos que enriquecido, han contribuido a la gran corrupción que tanto dice Andrés Manuel evitará, si es que llegara a gobernar México.

El iluso peje cree que quienes lo arropan en el Istmo quieren un cambio verdadero para los mexicanos, o más bien, al Peje lo único que le importa, es llegar al poder, para quitarse la espinita de la derrota.

En esta ocasión el peje no pudo controlar a sus aliados, se observó a un Andrés Manuel, decaído, apagado, desanimado. La llegada del oriundo de Macuspana no cimbró el corazón de los juchitecos , nada  quedó de aquella multitud que lo arropó hace 6 o 12 años, el ciudadano  están decepcionando de muchos políticos corruptos, la gente ya no cree en nadie.

El Peje en el istmo ya no fue noticia, aquellos días de gloria del peje en el istmo se acabaron, la ciudadanía lo arropaban, solos, sin invitación, no necesitaba una despensa, tan solo era el hecho de ir a escucharlo, sin embargo en ésta ocasión todo cambió, el Peje solo observó el divisionismo que representa su llegada al poder, el pleito entre sus coordinadores no hizo esperar, entre Salomón Jara quien lo representa en el Estado y el Presidente de ciudad Ixtepec, donde se gritaron hasta lo que no, no se diga en la costa oaxaqueña en donde fue otro lío, que solo demostró del divisionismo entre la clase que dice apoyar al líder moral de morena.

El Peje sabe como están las aguas en el istmo, sabe de que pie cojea cada uno de éstos líderes, sabe, lo sabe bien, pero con el hecho de llegar al poder, el Peje es capaz de pactar hasta con satanás.

Lo que sí está claro en que en el istmo el peje no fue bien recibido por el pueblo, por aquella gente que un día creyó en él, que un día, lo arropó, le brindó su apoyo en su proyecto de Nación que cada día se observa más turbio, peor que las aguas que corren a través del río de los perros, el río de las nutrias en nuestro Juchitán.

Top