Usted esta aqui
Inicio > Región > LA ESENCIA Y EL CORAZON DE JUCHITAN SE FUE: MANUEL VELASQUEZ GARCIA

LA ESENCIA Y EL CORAZON DE JUCHITAN SE FUE: MANUEL VELASQUEZ GARCIA

 

 

 

POR JAIME LOPEZ COSME

 

Juchitán, Oax.- Con lágrimas que rodaban por sus mejillas Manuel Velásquez García cuenta la historia de su casa que fue ubicada en la calle Reforma No.51, la cuál fue derrumbada hace unos días después de haber sido afectada en el pasado sismo del 7 de septiembre, la historia de su vivienda data desde hace  más de 100 años .

Relata Manuel que un contador la construyó pero por cuestiones de trabajo se fue a Chiapas y ésta vivienda fue traspasada a otra persona hasta que hace 50 años pasó a manos de don Mauricio Velásquez padre de Manuel Velásquez García petrolero jubilado. Con la presencia de sus hijas Juliana e Inés y su esposa Isabel Martínez Manuel sostiene que la tragedia vivida en Juchitán no los vencerá “porque los juchitecos somos fuertes y no vamos a caer, nos iremos levantando poco a poco, perdimos nuestro patrimonio pero no podemos perder la fe”.

Manuel Velásquez señala que la recuperación total de Juchitán “tal vez ya no lo podremos ver nosotros pero nuestros nietos seguramente podrán decir aquí hubo un terremoto el 7 de septiembre del 2017 y eso ya será historia”.

“Yo estoy seguro –dice- que Juchitán paulatinamente irá retomando su ritmo pero pasarán muchos años para que vuelva hacer el Juchitán alegre, el centro del comercio en ésta Región, con el terremoto se fue la esencia y el corazón de Juchitán, miles de familias perdieron todo y otras casi todo pero aquí estamos gracias a dios, todavía con fuerza para enfrentar lo que viene, porque es muy difícil hacer una casa, con el apoyo que está dando el gobierno, todos los comprendemos porque es una ayuda que se nos da y como tal tenemos que ser consientes de lo que vive nuestro estado”.

“Caminar por las calles de Juchitán te llena de nostalgia el ver la mayoría de las casas

convertidas en escombros es una lástima que con estas construcciones antiguas se fuera nuestra identidad, recorro mi pueblo y lloro, me llega el recuerdo de mis abuelos cuando los visitaba y podía jugar en su amplio patio, las casas de mis amigos también se perdieron, fue una desgracia muy grande que ojalá no vuelva a repetirse confiamos en la voluntad de Dios porque hay un pasaje de la biblia que dice: YO TE LO DI, YO TE LO QUITO”.

Con esto terminamos la gran charla con nuestro amigo Manuel quien es bien conocido y muy querido por ésta comunidad Juchiteca.

Top