Usted esta aqui
Inicio > Región > El legado de Rolando Vásquez Castillejos fructifica: COCEI Nueva Generación

El legado de Rolando Vásquez Castillejos fructifica: COCEI Nueva Generación

Gerardo Valdivieso Parada

Juchitán, Oax.- “A un año que la sangre de nuestro líder y fundador fue derramada para impedir el progreso de nuestra región, la semilla que sembró ha fructificado, distribuyéndose por todo nuestro territorio, encontrando eco en otras regiones y otros sectores sociales, convirtiéndose en una esperanza para los que poco o nada tienen, hoy mas que nunca está su espíritu de progreso y paz en cada uno de nosotros”, estas fueron las palabras del dirigente de la COCEI Nueva Generación, René Vásquez Castillejos en la culminación de las actividades de conmemoración a un año de la muerte de Rolando Vásquez Castillejos.
Luego de una marcha que partió del domicilio del líder de la COCEI hasta la explanada municipal denominada por la paz en donde no sólo se pidió justicia por el dirigente si no para todas las casa juchitecas enlutadas por la muerte de uno de sus integrantes. Vásquez Castillejos, dijo que con esta marcha se pretende sensibilizar a los tres niveles de gobierno para que hagan su trabajo respecto a la seguridad de los juchitecos.
Por su parte el historiador Víctor Cata inició su discurso en diidxazá las palabras de un anciano zapoteco le dirigió cuando estaba más abatido por la muerte de su hermano:
“Que no se acabe la alegría porque la risa es el regalo que nos envió nuestro padre Dios al venir a esta tierra, venimos a ser alegres, porque al llegar a su presencia Él nos preguntará ‘¿has sido alegre?’ Y si no reímos nos mandará de regreso diciendo: en la gloria el que ríe tiene entrada y el que llora es rechazado” éstas fueron y fueron las palabras con que
El escritor resaltó que el ser humano es el único que atenta contra su especie y contra sí mismo mientras que el resto de los animales sólo atacan cuando tiene hambre, por necesidad, aún así apeló al humanismo de las personas:
“Dentro de este salvajismo debe prevalecer algo de amor, de ética, de amor, de principios , necesitamos como juchitecos volver a recuperar los espacios públicos, no renunciar a salir, a saludar al vecino, no renunciar a esta bondad que tenían nuestros abuelos de ofrecer una jícara de agua al visitante sin pensar que nos va a dañar”.
El clima de violencia y crimen nos ha llevado a olvidar las buenas maneras de los ancestros recalcó el lingüista:
“Estamos viviendo en un tiempo que cerramos la puerta al extraño, eso es peligroso porque nos vuelve agresivos, no debe acabar la bondad de nuestros corazones ni la compasión, porque somos transitorios en este mundo”.

Top