Usted esta aqui
Inicio > Región > No se darán permisos para talar árboles: Regiduría de Ecología

No se darán permisos para talar árboles: Regiduría de Ecología

Gerardo Valdivieso Parada

Juchitán, Oax.- La regiduría de Ecología del Ayuntamiento Juchiteco no está dando permisos para talar árboles en la ciudad, informó su titular Edith Bustillo Cacho, ya que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) les ordenó no permitir la tala de árboles, sobre todo de las plantas endémicas de la región.
Arboles como el Guayacán, Morro, Granadillo, Caoba, Cedro, Roble, Lluvia de Oro entre otras plantas endémicas están en peligro de extinción en la ciudad y las que todavía existen en buen número como son la Ceiba, el Guiexhuuba’, el Chicozapote, el cerezo Rojo, almendra, serán protegidos y no se permitirá su tala.
Para asegurar la sobrevivencia de éstos árboles se ha hecho un censo de ellos en la ciudad y también se han realizado campañas de reforestación con escuelas con 1 mil 460 árboles plantados en la ciudad, aseguró la regidora. Además de pláticas de concientización con alumnos de escuelas, primarias, secundarias y nivel medio superior.
Con estudiantes del Instituto de Estudios Superiores del Istmo de Tehuantepec, (IESIT) tienen un proyecto de reforestación del Parque Central Benito Juárez con plantas liliáceas, este experimento pretende ahuyentar a los zanates que se han convertido en una plaga que ha llenado de sus excrementos las pasillos, los lugares de descanso y los monumentos.
Con la plantación y cuidado en el crecimiento de las plantas en poco mas de seis meses se espera que el número de plantas introducidas y la altitud que lleguen a alcanzar puedan con su olor inhibir el acercamiento de los miles de zanates que llegan al parque.
La regidora detalló que la parte de la ciudad en la que aún se conservan árboles nativos es la Octava Sección en la parte sur, ya que aún se pueden observar árboles como el cuajilote, gulabere, yaana’, entre otras plantas nativas.
A pesar de la prohibición de la regiduría, los particulares que necesitan espacios o por el peligro que representan las raíces para sus construcciones, talán los árboles dentro de su propiedad sin avisar ni pedir permiso a la autoridad, además de los árboles que sucumben por las lluvias y el viento.

Top