Usted esta aqui
Inicio > Región > El espacio por excelencia de un profesor es el aula de clases y su herramienta primordial los libros: Mtro. Félix Aragón Fuentes.

El espacio por excelencia de un profesor es el aula de clases y su herramienta primordial los libros: Mtro. Félix Aragón Fuentes.

Con motivo del día del maestro que se celebra hoy 15 de mayo tuvimos la oportunidad de platicar sobre el significado de ser profesor con el distinguido catedrático espinaleño Félix Aragón Fuentes, quien nos manifestó estar muy orgulloso de haber nacido en el estado de Oaxaca y específicamente en El Espinal, también nos comentó que él es hijo de Doña Antonia Fuentes López, Zapoteca de cepa pura y del profesor Félix Aragón Rodríguez originario de Santa María Ecatepec, también chontal de cepa pura. Nos dijo ser nieto de una mujer a quien admiró tanto como fue su abuela, Doña Sofía Martínez López. He aquí la entrevista:

Maestro ¿Qué significa para usted ser profesor?

Ser profesor es antes que nada una gran responsabilidad social, porque en nuestras manos está nada más y nada menos que la educación del pueblo de México, en mi caso es a nivel superior; pero creo que todos los profesores de México llevamos a nuestras espaldas una gran tarea, creo que la educación desde mi perspectiva y así como la interpreto “tanto las familias más pobres como las más ricas envían a sus hijos a la escuela”, imagínese entonces el peso de esa responsabilidad, nadie en su sano juicio quiere a sus hijos sin educación, sin embargo a veces esto no es posible de ahí también la responsabilidad de los alumnos que tienen la oportunidad de un espacio en una escuela de cualquier nivel, no hay que olvidarnos que la educación es un derecho, y creo que es uno de los más sagrados y en este sentido o asumimos nuestra responsabilidad o tal derecho no existe.

En su trayectoria tenemos entendido que ha recibido varios reconocimientos ¿podría hablarme de ellos?

Mire, yo creo que el hecho de ser profesor investigador de una institución tan noble como lo es el Instituto Politécnico Nacional, el haber sido llamado a dar cursos a la Universidad Nacional Autónoma de México, y ser profesor del Centro de Estudios Superiores Navales de la Secretaría de Marina Armada de México en sí ya son honores: estamos hablando de instituciones que le han aportado a México muchos profesionistas de alta calidad. Y últimamente en el Tecnológico Nacional de México como conferencista en materia de liderazgo.

¿Pero algún reconocimiento específico?

Pues haber sido nombrado por votación de los alumnos de la Escuela Superior de Comercio y Administración campus Santo Tomás del Instituto Politécnico Nacional y que por cierto convocó el canal 11 como uno de los 50 profesores más recordados en la historia de la Institución, pues emociona y se hace único… ¡porque es en vida!, además me han distinguido con becas a nivel nacional y a nivel internacional, pero esto, más que honores, son responsabilidades… ¡porque entonces me toca crear las condiciones para que otros tengan las oportunidades que yo tuve!.

Maestro ¿usted tiene un método pedagógico especial?

Bueno… yo creo que un profesor enseña en la medida que es ejemplo, más bien creo que un profesor ayuda a que otros aprendan, he ahí la nobleza del trabajo de un maestro; ayudar es la clave, porque la materia con la que uno trabaja son seres humanos, “el ser humano cuando siente necesidad de ayuda y la tiene, es un ser humano que se está formando de manera integral, y con valores; de tal suerte que en educación todos necesitamos de todos”. Porque recuerde que la educación iguala a los seres humanos.

Maestro ¿Qué opina del nuevo modelo educativo?

Creo que las diez innovaciones son muy importantes, nombrarlas sería un poco largo pero me quedo con un punto fundamental que es aprender a aprender, ¿en qué sentido? En que los niños aprenden a pensar, a razonar y a aprender a lo largo de toda la vida, es decir no más memorización y repetición.

¿Usted creé que la lectura es vital para el acto educativo?

Es vital en el sentido de que no es una obligación, sino que es un gusto y un gozo que debe contagiarse a los estudiantes desde sus primeras letras hasta el último de sus grados, es decir, la lectura se contagia.

Y a usted ¿Quién lo contagió?

Uno de los grandes recuerdos que tengo de mi padre es su gozo y su amor por la lectura, creo que él me lo contagió, déjeme comentarle algo: mi abuela a quien recuerdo con mucho cariño, era una mujer que no sabía leer ni escribir, pero fíjese, ¡sabía el valor de los libros!, ella también me contagió el valor de la lectura, era una mujer sabia. Es la persona que más me enseñó en la vida.

¿Cuál es su poema favorito?

Los justos de Jorge Luis Borges, que por cierto un gran artesano juchiteco grabó en la lápida donde descansan los restos mortales de mi madre.

Háblenos de sus lecturas favoritas, mejor dicho, ¿cuales son sus 5 libros favoritos? y ¿porque?

Creo que en primer lugar me quedo con “El viejo y el mar” de Ernest Hemingway, por aquello que “Nos podrán derrotar… pero jamás destruir”. Otro libro que me apasiona es “La Sombra del caudillo” de Martín Luis Guzmán, por aquello del “Sentimiento más perverso en la historia de la humanidad, que es la traición”, que sin embargo ahí está. Mi otro libro favorito es “El primer hombre” de Albert Camus por el reconocimiento y la influencia que tuvo su madre en su formación y el reconocimiento a su viejo maestro, sobre todo cuando gana el Nobel de literatura. Otro libro que me apasiona y que leo con frecuencia es el de esa gran mujer que fue Simone de Beauvoir, en “La ceremonia del adiós” por la pasión que le significó ese gran filósofo que fue Jean Paul Sartre, el gran maestro de su vida. Finalmente La Odisea de Homero, es otro de mis libros favoritos, porque es la descripción de toda una travesía por la vida con todas sus vicisitudes y que al final del camino para enfrentarlo hay que llegar como Ulises revestido de toda humildad, y desde luego prudencia. El guerrero no regresa triunfante, regresa disfrazado de pordiosero y se rodea de los más humildes, para recuperar lo que injustamente le han quitado y que justamente le corresponde.

¿Y ahorita que está leyendo?

Mañana 16 de mayo es el centenario del nacimiento de Juan Rulfo y Cristina Rivera Garza escribió una biografía de él, que se llama “Había mucha neblina o humo o no sé qué” y la otra la que me ocupa ahorita Haruki Murakami “De qué hablo cuando hablo de escribir”, en eso estoy ahorita.

¿Quien recuerda como su maestro o maestra favorito?

Por lo que le dije anteriormente mi maestra favorita fue mi abuela, Doña Sofía Martínez López y desde luego mi maestro favorito mi padre profesor Félix Aragón Rodríguez.

El recuerdo más grande de su pueblo, ¿Cuál sería maestro?

En esa tierra entrañable reposan los restos mortales de mi madre, Doña Antonia Fuentes López a quien recuerdo porque me enseñó que en la vida “No hay nada como el esfuerzo para lograr las cosas”, ahí también, en esa tierra reposan los restos de mi padre y de mi abuela y de una hermana.

Por último, ¿Qué mensaje les mandaría a los niños, a los jóvenes y a los papás en este día tan importante?

A los papás “contagien de lectura a sus hijos”.
A los niños y a los jóvenes “contagiense de lecturas, porque los libros salvan”.

Top