Usted esta aqui
Inicio > Región > Todos tenemos la culpa: Leonel Gómez sobre el linchamiento en San Francisco del Mar

Todos tenemos la culpa: Leonel Gómez sobre el linchamiento en San Francisco del Mar

Gerardo Valdivieso Parada
Juchitán, Oax.- La culpa lo tenemos todos al hacer verdaderos los rumores y alimentar una psicosis que se vive en todo el país, dijo Leonel Gómez Cruz, presidente municipal de San Francisco del Mar, sobre el linchamiento de un repartidor de una farmacéutica en la cabecera en donde gobierna.
Aunque dijo que no defiende la inocencia de la persona colgada en la puerta de la cárcel municipal de su Ayuntamiento ni sanciona su culpabilidad, dijo lamentar los hechos violentos en que terminó la persecución del empleado.
Gómez Cruz aseguró que era mucha gente que conformó la turba y provenían no sólo de San Rita si no también de otros lugares del municipio, por lo que no aseguró ante las instancias que lo citaron declarar nombre de algún ciudadano como responsable o dirigir la turba.
Aceptó que la gente los sobrepasó aún con el esfuerzo de la policía municipal por contenerlos y ganar tiempo para recibir el apoyo de los elementos de la policía estatal, aseguró que como autoridad municipal estaban en riesgo de ser linchados junto con el ahora occiso de haberse resistido a entregarlo.
El infortunado resultado de este incidente en donde una menor señaló al hora occiso de querer subirla a su vehículo, se debe también a la desconfianza de la ciudadanía en las autoridades policiacas y de justicia, ya que los pobladores alegaban que si se entregaba a éstas después lo iban a soltar.
El edil del pueblo ikoots dijo que los señalamientos hacia su pueblo de ser un pueblo bárbaro es infundado, ya que no toda la población es así, dijo que San Francisco del Mar se ha identificado por ser un pueblo hospitalario y que las personas que lincharon al oriundo del estado vecino no es toda la población.
El munícipe saliente dijo que la reacción de los pobladores se debe al clima de inseguridad que priva en la zona en donde han subido los casos de secuestros, aunado a los rumores de personas que en una camioneta blanca secuestran a niños o roban órganos alimentó la psicosis.
Dijo que su municipio no es un pueblo violento comparado con otras poblaciones del Istmo, como Juchitán, en donde los crímenes sangrientos se dan casi todos los días.

Top